Cómo saber si mi gato esta muy delgado

29 Oct 2018
En muchas ocasiones nuestro gato puede comer mucho y estar muy delgado, en este artículo os hablaremos de las razones por la que puede estar perdiendo peso.

Entender el peso óptimo que debe tener nuestro gato es muy importante, pero hay que tener en cuenta diversos factores como la raza, el tipo de cuerpo y la salud general.

Si puede ver sus costillas y no siente que tenga ninguna grasa en la zona de las costillas o espalda, es probable que esté demasiado delgado. Un gato que tiene muy bajo peso debería ir al veterinario, ya que puede deberse a una enfermedad. 

¿Por qué nuestro gato debe tener un peso adecuado?

Siempre que se habla del peso de un animal se hace hincapié en el peligro que tiene que nuestro gato tenga sobrepeso, ya que puede derivarle a diabetes, problemas en las articulaciones e incluso una vida más corta, pero los gatos con infrapeso también pueden tener problemas similares, tanto en articulaciones como en ser propensos a enfermarse.

Por suerte hay solución para ambos casos, a los gatos con sobrepeso se le debe dar pienso para animales esterilizados que cuenta con menos nutrientes y a los que tienen infrapeso se les puede dar comida húmeda o golosinas

Los gatos pueden engordarse fácilmente con latas de comida o paté.

Cómo detectar si nuestro gato está muy delgado.

Para detectar si nuestra mascota tiene problemas de peso debemos fijaros en su anatomía e ir palpando, a continuación os dejo los puntos a tener en cuenta:

  • Costillas: si puedes ver que los huesos sobresalen y no sientes una pequeña cantidad de músculo/grasa sobre ellos cuando pasa las manos.
  • Base de la cola: cuando se mira la base de la cola se ven huesos que sobresalen y no se siente una pequeña capa de grasa/músculo que cubre la base cuando pasa las manos.
  • Columna vertebral: cuando mira a su gato desde arriba y ve que le sobresalen los huesos.
  • Cintura: si al mirarlo desde arriba se le nota la línea de la cintura de una forma extrema y los huesos son visibles.
  • Pliegue abdominal: si al mirar a su gato de lado se le ve un pliegue grave bajo las costillas
 

Podría necesitar ir al veterinario.

Si nuestro gato no engordase tras sobrealimentarlo deberíamos llevarlo al veterinario, ya que hay una gran cantidad de afecciones médicas que pueden causar pérdida de peso en los gatos, cómo:

  • Hipertiroidismo: apetito voraz, vómitos y diarrea.
  • Diabetes: agua y orina en exceso.
  • Cáncer: letargo, pérdida de apetito y comportamiento de ocultamiento.
  • Enfermedad Gastrointestinal: diarrea, vómitos y pérdida de apetito.
  • Problemas dentales: pérdida de apetito y babeo.

Si nuestro hato ha estado mucho tiempo perdido esto puede deberse a parásitos intestinales que transmiten las pulgas, estos parásitos también pueden causar la perdida de peso.

Quizá te interese este artículo sobre cómo tratar pulgas y garrapatas.  

Artículos relacionados