Cómo cuidar tu jardín en invierno

15 Nov 2018
El invierno es una de las estaciones donde más preocupados estamos por el bienestar de nuestro jardín, aquí encontrarás consejos para mantener un jardín de lujo

El invierno se está acercando y el jardín ya se prepara para dormir hasta que un tiempo más cálido llegue, pero no significa que nuestro trabajo haya terminado, si conseguimos tener un buen mantenimiento durante el invierno, tendremos uno de los jardines más bonitos en primavera

 

Pero no todas las plantas descansan en invierno, hay algunas que crecen y necesitarán de su cuidado o incluso necesitarán algún tratamiento especial, por ello os dejamos algunos consejos para mantener vuestro jardín antes de que llegue. 

¿Debo podar?

En invierno no es recomendable hacer demasiada poda, ya que esta puede cortar una nueva vida que estaba apunto de comenzar, eso sí, los árboles frutales (excepto los cítricos), arbustos, glicinas y rosales sí pueden ser podados. 

Deberemos reducir los tallos muertos en las plantas perennes y eliminar también las flores marchitas y las hojas viejas. Si nieva debemos quitar la nieve pesada de nuestras plantas para evitar posible daño causados por el peso y la falta de luz solar.

La mayoría de daño causado en invierno se debe a las cantidades de nieve que caen sobre nuestro jardín

¿Qué hago si vivo en un clima frío?

Si tenemos macetas en nuestro jardín que no podemos llevar dentro en los días de nieve o mucho frío, es recomendable poner patas o corchos viejos bajo la maceta, esto evitará la acumulación de agua. También podemos cubrir con algo cálido la maceta, pero solo la parte donde no hay plantas.

Un especialista en jardinería llamado David Domoney recomienda siempre cubrir con un par de capas de plástico de burbujas. También puede usarse bolsas de plástico negras llenas de paja. Esto mantendrá el suelo caliente. 

El frío puede asfixiar a nuestra planta haciendo que no vuelva a crecer.

¿Cómo debo cuidar el césped?

El césped en invierno aún necesita cuidados, y además es una buena época para ordenar y reparar los bordes que sobresalgan. El césped en invierno debe estar a media longitud, si lo cortamos demasiado no sobrevivirá y si lo dejamos muy largo los días más fríos lo harán quebradizo.

En climas fríos no tendremos problema ya que el césped crecerá muy lento, pero si vivimos en un lugar con un clima suave si que tendremos que sacar el corta césped de vez en cuando.

El césped congelado puede sernos un gran problema, ya que morirá con el tiempo y acabaremos con un jardín marrón.

Si seguimos estos 3 pequeños consejos no tendremos ningún problema con nuestro jardín, además al estar bien cuidado tendremos menos riesgo de plagas molestas durante la primavera. 

Quizá te interese este artículo sobre cómo quitar un avispero.

Artículos relacionados