Cómo bañar a un perro

18 Oct 2018
Para muchos animales los baños son aterradores, por ello, os dejamos algunos trucos que harán que bañar a un perro sea una acción divertida y sencilla

La mayoría de los perros prefieren saltarse la hora del baño por salir a pasear, o por comer, pero lo que no sabemos es que el baño juega un papel bastante importante en la salud del pelaje y la piel de nuestra mascota.

 

Con el baño podemos ayudar a mantener  a nuestro perro limpio y libre de la suciedad y los parásitos y por supuesto, que desprenda un buen olor cuando pase por nuestro lado. Pero debemos tener en cuenta que un perro no puede bañarse cada semana.

¿Cada cuanto tiempo debo bañar a mi perro?

Los perros no requieren lavados diarios como pasa con nosotros los humanos, pero si que necesitan baños regulares, dependiendo la frecuencia de varios factores, como el entorno del perro y el pelaje que tenga. 

Si no está muy seguro cada cuanto tiempo debes bañar al perro es apropiado ir a preguntar a un veterinario, además te ayudará a elegir el champú adecuado. Pero si por falta de tiempo no puedes ir, os dejamos con unas pautas generales:

  • Bañarlo sólo una vez al mes.
  • Los perros como los Basset Hounds deben bañarse al menos una vez a la semana.
  • Los Beagles  o perros de pelo corto, rara vez necesitan un baño por lo que con una vez al mes estaría bien.
  • Los Golden Retrievers o perros con pelaje repelentes al agua deben bañarse muy poco para preservar los aceites naturales de su pelaje.
  • Los perros con pelaje grueso deben ser cepillados mejor que bañados, ya que esto ayuda a distribuir los aceites naturales y hacer que se mantenga la piel y pelaje sanos.

Si vives en un campo o a tu perro le encanta restregarse por lodo, charcos o incluso restos, es normal que quiera bañarlo con más frecuencia, hágalo sin miedo pero con un jabón que no dañe su pelaje y piel.

¿Dónde deberíamos lavar a nuestro perro?

Si eres dueño de un perro pequeño tienes una clara ventaja. Si tienes un perro pequeño llenamos el fregadero o el lavabo con un poco de agua tibia y podemos lavar a nuestro perro de una forma más sencilla que en la bañera. Una bañera portátil para perros también puede ser una buena opción.

Si en lugar de un perro pequeño tenemos un perro grande, una buena opción puede ser usar una manguera de jardín cuando haga buen tiempo, o directamente a la bañera, con agua tibia y bañándole poco a poco para que no se asuste.

Si bañamos a nuestro perro desde pequeño le enseñaremos que es algo normal.

¿Cómo debemos lavar a nuestro perro?

Es hora de dar el baño a nuestra mascota, antes de empezar debes saber los pasos que hacer para que no se agobie y no se altere en ningún momento.

  1. Cepillamos su pelo antes de bañarlo, con ello conseguiremos retirar los nudos antes.
  2. Usamos agua tibia, ni fría, ni caliente ya que el agua caliente quema fácilmente a los perros. 
  3. Hablamos con ellos con una voz tranquilizadora durante todo el baño y frotamos acariciándole. 
  4. Usar el champú adecuado para no irritarle.
  5. Cuando esté enjabonado debemos enjuagar muy bien, el jabón en el pelaje puede irritar su piel.
  6. Secar al natural, no debemos usar un secador de pelo humano ya que puede quemarle. 
  7. Es hora de la recompensa, haciendo esto conseguiréis que le agrade bañarse.

Si lo entretenemos con su juguete favorito podremos hacer que sea una hora divertida.

Ahora que su perro está limpio ya puede relajarse e incluso salir a dar un paseo como recompensa

Quizá te interese este artículo sobre cómo tratar pulgas y garrapatas.

Artículos relacionados