Cómo limpiar muebles de cuero

21 Dic 2018
Los muebles de cuero son muy habituales en muchos diseños de habitaciones, pero requieren un poco más de cuidado que los muebles de tela.

Tener un mueble de cuero no es nada sencillo, tendrá que desempolvarlo regularmente, aspirar las grietas y limpiar los derrames de líquidos de inmediato. Antes de limpiarlo es bueno que se consulte la etiqueta del fabricante para obtener instrucciones específicas y nunca usar productos químicos que no sean especiales para el cuero. Tampoco tenemos que ponerlo cerca de:

  • Aires acondicionados.
  • Fuentes de calor.
  • Luz solar directa.

Usar un acondicionador de cuero con regularidad para mantenerlo como el primer día puede ser aconsejable, y si está en desuso, taparlo con un plástico.

 

¿Cómo debo limpiarlos?

Lo primero que tenemos que hacer es usar un paño de microfibra totalmente limpio y seco. Lo mejor sería hacerlo casi cada semana, evitar que el polvo se acumule es lo mejor que podemos hacer. Si hay polvo resistente tendremos que humedecer el paño con agua destilada, pero sin empapar el trapo. 

Para las grietas podemos usar un aspirador, eso hará que la suciedad acumulada se quite rápidamente. Es aconsejable usar un accesorio con cepillo de cerdas suaves, y también quitar los cojines si es posible.

Si evitamos que se acumule el polvo entre los cojines, no tendremos polvo rebelde o difícil de quitar.

¿Cómo limpio el líquido derramado?

Limpiar el líquido derramado es muy sencillo, y más si lo hacemos inmediatamente con un paño seco. Use la menor cantidad de agua posible para limpiar el derrame, y luego seque con mucho cuidado. 

No debe limpiarlo, ya que eso lo extenderá simplemente tiene que secarlo con un paño seco y que absorba el derrame. Si lo derramado no es agua necesitará usar jabón suave y agua tibia

También es bueno usar limpiadores diseñados especificamente para el cuero, lo recomendable es tenerlo siempre en casa, nunca sabemos cuando puede surgir una mancha, y el amoníaco o lejía pueden dañar el cuero.

El cuero no puede ser limpiado con otros productos, o se acabará agrietando.

Artículos relacionados