Trucos para limpiar tu pizarra blanca

9 Feb 2021
Cómo limpiar tu pizarra blanca, trucos y consejos para mantener tu Velleda perfecta

¿Los más pequeños de la casa disfrutan dibujando, pintando y escribiendo en sus pizarras? Les encanta jugar a ser profesores o dar rienda suelta a su imaginación coloreando sus bonitas creaciones. Lo que ya no les encanta tanto es recogerlo todo y limpiar la pizarra. Queda hecha un desastre, con la pintura seca y es complicado eliminar cualquier tipo de resto que haya podido quedar para que los más pequeños puedan seguir disfrutando de la pizarra día tras día. Por eso es importante limpiarla adecuadamente.

Tras un uso intenso es normal que las pizarras sufran un severo desgaste y necesiten de cierto mantenimiento, cuidados y limpieza para prolongar su uso. Por ello, os ofrecemos los mejores trucos y recomendaciones para cuidar y limpiar vuestra pizarra blanca del tipo Velleda.

 

 

Cómo limpiar la pizarra blanca sucia de rotulador de tinta deleble (el que se puede borrar)

  1. Para eliminar marcas de rotulador podemos recurrir a un borrador específico de pizarras blancas. Son esponjas especiales de dureza variable que eliminan las marcas de rotulador con una simple pasada.
  2. Si con el borrador no es suficiente, también podemos optar por pasar un un algodón de desmaquillaje con Quitaesmaltes para las uñas (mejor si es de los que no tienen acetona) o pasar paño con alcohol isopropílico de un 90% para eliminar las marcas más resistentes y dejar la superficie totalmente blanca.
  3. Una vez hayamos limpiado la superficie podemos pasar un paño suave o gamuza húmeda para retirar los restos de polvo de los rotuladores.

Los mejores trucos para limpiar tu pizarra

Cómo quitar el rotulador de tinta PERMANENTE de una pizarra blanca

Si los niños han confundido (angelitos) los rotuladores y han usado uno de tinta permanente en lugar del de tinta deleble para pizarra blanca los métodos anteriormente citados pueden no funcionar o dejar la pizarra blanca totalmente limpia de restos.

En ese caso, el truco que mejor funciona es utilizar un rotulador de tinta deleble para pizarra blanca y pintar encima de los trazos hechos con el de tinta permanente. Se deja secar y se pasa un trapo y queda perfectamente limpio. Los componentes de la tinta deleble se mezclan con la tinta seca y la desprenden de la superficie de la pizarra pudiendo eliminarse fácilmente.

 

Reparar rasguños y marcas de una pizarra blanca

  1. Si tras limpiar la superficie de la pizarra blanca con los métodos anteriores todavía quedan rasguños visibles podemos utilizar disolvente universal para retirar las marcas más resistentes.
  2. También podemos acudir a un tienda especializada en materiales de oficina o limpieza para adquirir ceras sintéticas para eliminar los rasguños más pronunciados, aunque de nuevo se trata de una solución algo más cara. No confundir con cera o productos de limpieza que contengan ceras pues dejan una película muy molesta que inutiliza la pizarra blanca.
  3. En el caso de que no esté muy sucia pero sí de perciban los dibujo anteriores (conocido como "efecto fantasma") bastará con limpiarla con una mezcla a partes iguales de agua y alcohol isopropílico, que es el mejor limpiador para este tipo de superficies.
  4. Por último, podemos pasar por la superficie de la pizarra blanca un paño limpio y seco para lograr un brillo más visible. Para ello debemos frotar con intensidad hasta que la superficie quede como nueva.

Esperamos que con estos consejos puedas realizar un buen mantenimiento de la pizarra blanca y que los peques puedan seguir pintando y dando rienda suelta a su imaginación.

 

Quizás también te interese saber...

Cómo limpiar una pizarra clásica de tiza

  1. Con un borrador estándar de tiza podemos quitar todos los restos de tiza que queden sobre la superficie de la pizarra. Asegúrate de que el borrador esté lo más limpio posible de tiza antes de realizar la limpieza.
  2. Lo más recomendable es realizar movimientos de arriba a abajo con el borrador para que el polvo de la tiza caiga hacia abajo; si hacemos movimientos circulares o tipo zigzag lo único que lograremos es extender el polvo por toda la superficie sin lograr una limpieza total.
  3. Cada pocas pasadas limpia el borrador para lograr una mejor limpieza de la superficie de la pizarra.
  4. Una vez hayamos eliminado todo el polvo de la pizarra podemos pasar una gamuza o un paño limpio sobre la superficie de la misma para dejarla como nueva.

Los mejores trucos para limpiar tu pizarra

Consejos sobre el borrador de tiza

  1. El borrador es el elemento principal para limpiar la tiza de nuestra pizarra; fabricado habitualmente con fieltro, permite recoger y retener la tiza mientras lo deslizamos sobre la superficie de la pizarra. Así, es de vital importancia mantener el borrador limpio y sin desgastes evidentes.
  2. Podemos limpiar el borrador sacudiéndolo sobre una rejilla para liberar los restos de tiza, algo que deberemos hacer a diario si queremos que limpie como es debido. Recomendamos limpiar el borrador en espacios abiertos y ventilados, puesto que al sacudirlo libera grandes cantidades de polvo de tiza.
  3. Si el borrador contiene exceso de polvo de tiza es recomendable limpiarlo con un paño empapado en agua caliente para eliminar todo el polvo y restos de tiza. Asimismo, podemos limpiar el borrador con productos específicos que podemos encontrar en tiendas especializadas en productos de oficina o limpieza.

Los mejores trucos para limpiar tu pizarra

Mantenimiento de las pizarras de tiza

  1. Es recomendable limpiar el encerado de la pizarra de forma regular con paños o bayetas para eliminar cualquier rastro de tiza. Podemos encontrar paños y bayetas especiales para pizarras en tiendas especializadas en productos de oficina o limpieza, aunque son algo más caros que una gamuza convencional.
  2. También podemos encontrar productos especiales como sprays o líquidos que se aplican sobre la gamuza o trapo de limpieza para lograr un acabado superior.
  3. Debemos pasar este tipo de gamuzas como si de un borrador de tiza se tratara, es decir, con movimientos firmes y uniformes de arriba a abajo, nunca con movimientos circulares o en zigzag.

 

Artículos relacionados